La pandemia sufrida a causa del coronavirus nos ha llevado a una crisis en la que ningún sector ha salido indemne. El sector inmobiliario, por tanto, también ha resultado perjudicado, ya que durante todo este tiempo, las compraventas no han podido efectuarse a causa del encierro.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Alberto Villagrán vamos a ver cómo captar propietarios en tiempos de coronavirus.

Como decimos, durante el confinamiento no hubo apenas actividad inmobiliaria, pero solo si hablamos de la visita a los inmuebles o de la compraventa de viviendas de segunda mano, ya que las agencias han estado funcionando a través del teletrabajo, atendiendo a sus clientes por medio de llamadas o videollamadas e incluso realizando pre-reservas de inmuebles de vivienda nueva que se materializarán después de la desescalada.

Para el sector inmobiliario, este uso de las tecnologías no es nuevo, ya que desde hace un tiempo, las agencias inmobiliarias están apostando por nuevas aplicaciones que facilitan cualquier trámite y gestión, tanto para el agente inmobiliario como para los clientes, como por ejemplo, la firma digital, o la posibilidad de hacer un tour virtual por una vivienda sin necesidad de desplazarse.

Por lo tanto, esta crisis no ha hecho más que acentuar ese interés por las nuevas tecnologías para que el sector inmobiliario se reinvente y siga trabajando para ofrecer a sus clientes una gestión integral que se adecúe a sus necesidades.

Para captar propietarios en tiempo de coronavirus:

  • Es momento de reorganizar tu portal inmobiliario ajustándolo a las necesidades actuales, ya que los nuevos compradores están apostando por viviendas con espacio exterior ya sea en el centro con balcones y terrazas o en la periferia con jardines y piscinas.
  • A través de las redes sociales donde puedas interactuar con los clientes y se puedan incluir anuncios que lleguen a un gran número de clientes.
  • Implementando estrategias de marketing inmobiliario, puesto que el tiempo de parón en casa, ha servido también para que las agencias inmobiliarias puedan investigar sobre el tipo de cliente actual y para ofrecerle contenidos de calidad que encajen con el perfil del comprador de hoy.

En definitiva, se trata de adecuarse a los nuevos tiempos y a la nueva normalidad.