A todos nos llega un momento en la vida en el que decidimos emanciparnos, pero siempre surgen dudas a la hora de elegir la opción de comprar o alquilar una vivienda.

Tanto la compra como el alquiler tienen sus propias ventajas y sus inconvenientes y en principio, ninguna de las dos es mejor o peor, ya que la decisión va a depender de nuestras circunstancias personales y de las necesidades de cada uno.

Ventajas e inconvenientes de comprar una vivienda

Si dispones de ahorros para afrontar la compra de una vivienda, tienes cierta estabilidad laboral presente y futura y tus circunstancias personales no implican movilidad laboral ni personal, tienes un perfil adecuado para poder comprar un inmueble.

Las ventajas de comprar una casa son:

  • Tener un inmueble en propiedad y poder hacer lo que quieras con la vivienda sin tener que pedir permiso, tanto si quieres hacer reformas como destinarla al uso que quieras.
  • Siempre puedes adaptarla a tus necesidades teniendo en cuenta que todo el dinero que inviertas en la vivienda será para ti.
  • Tener una cierta seguridad, ya que no estás expuesto a las necesidades del propietario o a la fecha de caducidad del contrato de alquiler.
  • Tener una propiedad implica una posible revalorización de la misma y la posibilidad de poder recuperar el dinero invertido con una venta.

Pero como decimos la compra de una vivienda también implica una serie de desventajas como por ejemplo:

  • Tener que disponer suficientes ahorros, ya que el desembolso inicial es bastante alto. Partiendo de que los bancos solamente suelen conceder al 80% del valor de tasación tienes que contar con ese 20% junto con un 12% aproximadamente de los gastos que conlleva la compra. Además de que la compra supone un proceso más largo y más costoso.
  • Estar atado a largo plazo, ya que la compra de una casa implica ciertos años de hipoteca, asimismo, si cambian las circunstancias personales o familiares, poder cambiar de vivienda resulta más complicado y además pasa por vender la vivienda actual.
  • Comprar una vivienda no solo supone un mayor coste inicial sino que los gastos diarios también son mayores que en un alquiler, ya que hay que tener en cuenta todos los gastos mensuales de la vivienda así como los anuales.

Ventajas e inconvenientes de alquilar una vivienda

Si no tienes un perfil muy solvente, con lo que te resulta complicado conseguir una hipoteca o tus circunstancias personales tanto de trabajo como familiares no tienen cierta estabilidad, es mucho más aconsejable alquilar una vivienda.

Las ventajas del alquiler son las siguientes:

  • Poder tener una mayor libertad de movimiento, ya que aunque hay que tener en cuenta la duración del contrato, siempre puedes cambiar de vivienda o de sitio con mucha más facilidad.
  • Tener más tranquilidad y menos gastos, ya que el propietario es quien en última instancia tiene que mantener la vivienda, de manera que el inquilino no tiene la deuda de la hipoteca ni está atado a una entidad bancaria.
  • Poder vivir donde quieras y conocer el barrio. A veces el sueldo no da para poder comprar un inmueble en un determinado barrio, pero sí que podemos conseguirlo con el alquiler y además nos hacemos una idea del ambiente y del vecindario que en el caso de que no nos convenza podemos cambiar con facilidad.

Sin embargo el alquiler tiene sus inconvenientes, que coinciden en mayor parte con las ventajas de comprar la vivienda, como por ejemplo:

  • Todas las reformas y los gastos que se hace en una vivienda de alquiler son para un inmueble que no va a ser tuyo.
  • Además hay que pedir permiso para cualquier cambio que quieras hacer en el piso y estás expuesto a que el propietario decida finalizar el contrato por motivos personales o que una vez terminada la duración firmada y las prórrogas obligatorias, no te permita continuar y tengas que buscar otro inmueble.

Lo que sí tenemos que hacer es un análisis profundo de nuestro perfil, de nuestras características y de nuestras circunstancias, y a partir de ahí, podremos saber si nos conviene más comprar o alquilar un inmueble.

En Alberto Villagrán estamos especializados y te ayudaremos a tomar la decisión que mejor te convenga según tus necesidades.