Si piensas que vender un inmueble solo aporta beneficios, tienes que tener en cuenta, que hay trámites, impuestos y gestiones, que como vendedor, te tocará pagar cuando se vende un inmueble.

Entre los impuestos más importantes que hay que pagar cuando se vende un inmueble encontramos:

  • Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas IRPF, que se paga cuando se obtiene una ganancia patrimonial. Para saber si se ha obtenido un beneficio a la hora de vender el inmueble, hay que calcular la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión. Si el resultado del valor de adquisición menos el de transmisión nos da positivo, esto significa que se ha obtenido ganancia patrimonial y el IRPF tributará dependiendo de la cantidad que se haya ganado:
    • Al 19% hasta 6.000€
    • Al 21% entre 6.000€ y 50.000€
    • Al 23% en ganancias superiores a 50.000€

Es importante considerar que hay casos en los que el pago del IRPF quedaría exento como por ejemplo:

  • Si la venta se hace para una reinversión en vivienda habitual
  • Si el vendedor es mayor de 65 años
  • En el caso de dación en pago
  • Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, o lo que se conoce como plusvalía municipal, que se paga por el incremento del valor del terreno desde la última transmisión, para calcularlo, se considera el valor catastral, los años transcurridos entre la compra y la venta del inmueble y el tipo de gravamen, que depende de donde esté ubicado el inmueble.
  • Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI): que es un impuesto anual que debe estar pagado por el vendedor en el momento de la compraventa.

Además de los impuestos, hay otros gastos asociados a la venta de una vivienda: gastos de notaría, gastos de Registro de la Propiedad, gastos de cancelación de hipoteca (si la hay) y certificado energético.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Alberto Villagrán te ayudamos y asesoramos con cualquier duda que tengas a la hora de vender un inmueble.