El invierno es la época del año en la que más frío hace pero a veces se nos olvida. Nos sorprendemos con la llegada de Gloria o con la bajada de temperaturas normales para esta época del año. Pero claro, estamos en el sur de España, gozando de buen clima durante todo el año, el sol inunda nuestras calles y nos anima a salir para disfrutar de Jerez.

Con el frío exterior puede que estés planteándote cómo mantener tu hogar cálido y acogedor para no tener que estar siempre cubierto con una manta o tomando infusiones para subir la temperatura corporal.

Se asocia el hormigón gris a un ambiente frío pero tiene una potencia térmica sorprendente. El hormigón se puede utilizar en suelos cálidos -perfectos además para la calefacción por suelo radiante-.

Chimeneas de hormigón

El frío del invierno anima a encender las chimeneas no solo por el calor que aporta a la estancia sino por el ambiente familiar que emana. Incluso cuando la chimenea no está en uso, aporta estilo al salón. Cada vez más personas optan por chimeneas de homigón, pudiendo elegir más acabados y colores que en las chimeneas tradicionales de ladrillo o piedra. En una chimenea de hormigón pueden crearse elementos únicos únicos como repisas o asientos.

Suelos de hormigón

Reconocemos que nos encanta el brasero pero este calor lo aprovechamos solo cuando nos sentamos alrededor de esa mesa y nos cubrimos con la faldilla. Cuando intentamos calentar toda la casa, optamos por calefacción o instalamos aparatos de aire acondicionado con bomba de calor.

La calefacción de suelo radiante es la más efectiva pero supone una gran inversión y no todos estamos dispuestos a cambiar el suelo de nuestros hogares. Con el hormigón el calor se utiliza mejor, se reparte de manera homogénea por la habitación y lo conserva durante mucho tiempo ayudándonos a reducir el consumo energético.

En Jerez de la Frontera el invierno suele ser corto y no dedicamos mucho interés a la calefacción pero cuando llega el frío si buscamos los mejores trucos y consejos para conseguir que nuestro hogar sea más acogedor.