Inmobiliarias, una palabra que se suele ver en muchos lugares: tiendas, periódicos, redes sociales, vallas de publicidad, entre otros. Tal vez solo sepáis que se encargan de vender casas, pero como todo, va más allá de esa simple idea que tiene vuestra mente, así que ¿qué es lo que en realidad engloba el sector inmobiliario?

Una inmobiliaria se centra en alcanzar un objetivo específico: conseguir la satisfacción de todas las partes en la transacción inmobiliaria. Si tenéis curiosidad en saber un poco más sobre este mercado aquí os lo explicaremos. 

¿Qué es una inmobiliaria?

Una inmobiliaria se encarta de la mediación entre dos personas para comercializar un inmueble. El agente inmobiliario actúa como mediador, recibiendo un porcentaje de la transacción que se lleva a cabo, ya sea de arriendo o compra y venta del inmueble.

La inmobiliaria se encarga de ayudar al vendedor a promocionar los productos a través de ciertas herramientas y métodos de venta, y a su vez ofrece al cliente la garantía de los productos en los que está interesado, es decir, desarrolla proyectos para que cuando se realice el acuerdo entre ambas partes, estos queden satisfechos con el trato establecido. 

¿Cómo funciona una inmobiliaria?

Para que el proceso de compraventa se lleve exitosamente, las inmobiliarias pasan por una serie de pasos importantes, los cuales os explicamos a continuación.

Primer contacto

La persona que desee vender su inmueble deberá hacer una búsqueda de las inmobiliarias que más se adapten a su necesidad. Todas las inmobiliarias tienen su número telefónico, correo y redes sociales publicados, por lo que, contactarlas no supone ningún problema.

Es importante que la persona tenga todos los datos del inmueble (dimensiones, antigüedad, ubicación y documentos de propiedad) para que, al momento de contactar la inmobiliaria, el agente revise todos estos datos y decida realizar una visita para pasar al siguiente paso.

Valoración

En esta etapa, el agente inmobiliario se encarga de evaluar el inmueble para establecer el precio estimado en que se venderá, y le explicará las condiciones que debe cumplir: el porcentaje que le quedará a la inmobiliaria, el servicio, los impuestos y honorarios.

Nota de encargo

Ésta se refiere al acuerdo ya establecido entre la inmobiliaria y el propietario. Es un documento que especifica todo aquello que se acordó en el momento de la valoración, es decir, es un contrato obligatorio que estará vigente hasta el momento en que se realice la venta

Publicación

Luego de firmar el contrato, viene el proceso de publicaciones. La inmobiliaria se encarga de promocionar el inmueble por todos los medios posibles, anuncios de periódicos, su página web, redes sociales, entre otros. 

Visitas

Aunque no lo crean, la inmobiliaria también estudia a sus clientes, y solo se quedan con aquellos que candidatos a la compra del inmueble. De esta manera, se evita perder tiempo, ya que el agente inmobiliario deberá llevar al cliente a mostrarle las condiciones del inmueble y llegar a un acuerdo.

Compra

Si el cliente decide comprar, el agente inmobiliario le presentará toda la documentación, que fue establecida entre la inmobiliaria y el propietario, ayudará en todos los trámites legales e incluso acompañará al momento de la firma en la notaría.

Si quieres vender un piso en Jerez, pondremos a tu disposición un plan de marketing específico para encontrar al mejor comprador en el menor tiempo posible.