El hecho de que pongamos en venta una vivienda y pase el tiempo y el inmueble no consiga compradores, puede deberse a muchos factores, por ejemplo, que no tenga un precio adecuado o que no esté en buenas condiciones para los futuros compradores.

Por eso, en nuestra agencia inmobiliaria Alberto Villagrán, recomendamos pedir asesoramiento a un agente inmobiliario, porque él puede ayudarte a detectar por qué el inmueble no termina de venderse. No obstante, y desde nuestra experiencia, sabemos que hacer reformas es una inversión para poder revalorizar el precio de la vivienda y para que se venda más rápidamente.

¿Cuáles son las reformas que ayudan a revalorizar una vivienda?

Si te has decidido a invertir dinero para hacer reformas en tu vivienda, tienes que saber que tampoco vale cualquier cambio, sino que existen algunas reformas que están especialmente indicadas para revalorizar el precio de venta de tu vivienda.

Pintar la casa de colores neutros

Una buena forma de empezar a revalorizar tu vivienda es dándole un aire nuevo y fresco pintando toda la casa, a ser posible de colores neutros para que luzca limpia y luminosa.

Reformar y actualizar cocinas y baños

Las cocinas y baños siguen siendo las reinas de las estancias, los futuros compradores se van a fijar mucho en el estado de estos dos espacios. Si cuentas con suficiente presupuesto, lo ideal es reformarlos por completo y abrir los espacios para ganar en amplitud, es decir, abrir la cocina al salón o abrir el baño al dormitorio. Aprovecha para cambiar los electrodomésticos por unos que cuenten con un certificado energético A+++, y por sistemas que ayuden tanto a ahorrar luz, como agua, ya que el ahorro energético está muy valorado. En caso de que no tengas tanto dinero, siempre puedes repasar cualquier avería que haya y cambiar la grifería o ciertos elementos más antiguos por otros más modernos, con el fin de darles un aire actualizado y poder revalorizar tu vivienda.

Renovar suelos

Si tienes suelos de madera o de mármol puedes acudir a cualquier especialista para que puliendo o lijando pueda renovarlos y darle un aspecto actualizado, si están demasiado estropeados, tendrás que cambiarlos por otros. En el mercado existen muchos tipos de suelo para todos los presupuestos, aunque el parquet y los pavimentos hidráulicos están muy valorados y ayudarán a revalorizar el precio de tu vivienda.

Cambiar puertas y ventanas

Las puertas y ventanas nuevas siempre ayudan a revalorizar una vivienda.

Si las puertas no están demasiado viejas o estropeadas, siempre puedes optar por lacarlas y pintarlas y darles un aspecto totalmente nuevo. En cuanto a las ventanas, si hay que cambiarlas, es importante que proporcionen un buen aislamiento para evitar que entre o salga el aire y ahorremos en la factura de la luz.

Aumentar el espacio de almacenaje

Tener una vivienda en la que puedas almacenar cosas en cualquier espacio, siempre es un plus, así que aprovecha cualquier hueco que tengas para poner armarios empotrados.

Cuidar el exterior

Si tu vivienda cuenta con espacio exterior ya sea en forma de balcón, terraza, patio o jardín, es muy importante que lo tengas también a punto, ya que tras la crisis del coronavirus, los compradores actuales van buscando inmuebles que tengan espacio exterior y por lo tanto, se van a fijar mucho en las calidades y el estado en el que tengamos nuestro espacio abierto.

Por lo tanto, tienes que organizar esta zona para que sea útil y atractiva para los compradores. Una de las reformas más importantes que ayudaría a revalorizar tu vivienda, sería que haya fluidez entre el espacio exterior y el resto de la casa, poniendo el mismo suelo para dar sensación de continuidad y agrandar el espacio.

Incluir domótica

Es otra forma de revalorizar tu vivienda, ya que los compradores actuales están muy interesados por las casas inteligentes que faciliten el día a día, automatizando ciertas actividades diarias, como el control de persianas eléctricas, la climatización, etc., y consiguiendo que haya una mayor eficiencia energética que se traduzca en bienestar y en menor gasto en la factura de la luz.

Para revalorizar tu vivienda, lo importante es planificar muy bien la reforma atendiendo a tu presupuesto, pero sin duda, esta inversión merecerá la pena, ya que una vivienda puede aumentar su precio de venta entre un 10% y un 15% gracias a estas reformas, con respecto a otras que no estén reformadas y además contribuirán a que se venda más rápido.