Cuando mucha gente piensa en bienes raíces, sólo piensa en el mercado de las casas familiares o en el impero de Amancio Ortega pero el mundo de los bienes raíces ofrece muchas más oportunidades de las que la mayoría de la gente imagina. Invertir en el sector inmobiliario va mucho más allá de encontrar la casa de tus sueños. 

Puedes comenzar invirtiendo en un garaje, en un apartamento en un pueblo de playa o en un local comercial. Si estás pensando en invertir en bienes inmuebles para asegurarte una jubilación más holgada y tranquila, debes conocer los tipos de inversiones inmobiliarias disponibles.

Tipos de inmuebles

La  inversión inmobiliaria se divide en dos grandes grupos: residencial y comercial. Cada unos de estos grupos tiene unas pautras específicas para conseguir el éxito.

Si sólo se trata de zonas residenciales, entonces los bienes inmuebles disponibles se dividirán por el tamaño de la casa. Principalmente serán pisos o casas unifamiliares. 

Los inmuebles comerciales, como los residenciales, también se dividen en categorías más pequeñas. Pueden ir desde naves industriales a pequeños locales en el centro pasando por edificios de oficinas. Los impuestos, los seguros y los contratos de arrendamiento serán diferentes. Si alquilamos a una empresa esta deberá facturar con IVA y nosotros deberemos hacer también la declaración trimestral por estos impuestos.

Jerez de la Frontera ofrece grandes posibilidades de inversión hoy en día ya que, por ejemplo, la zona norte está creciendo y ahí se demandan tanto viviendas como locales donde abrir un negocio.

Si quieres obtener rentabilidad por tus ahorros, la inversión inmobiliaria tiene que ser una opción a tener en cuenta.

No importa si quieres una casa acogedora o un lugar para empezar tu propio negocio, conocer los diferentes tipos de bienes inmuebles para invertir y aprender sobre ellos es el primer paso antes de llamar a Alberto Villagrán para que te ayudemos en la consecución de ese objetivo.